La Declaración Universal de los Derechos Humanos

declaración de los DDHH

Contexto de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Tras la Segunda Guerra Mundial, los Estados integrantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se comprometieron a fomentar el respeto de los derechos humanos de todos.

Las críticas sobre qué debe contener este archivo surgen de muchas naciones diferentes y grupos no gubernamentales. A John Humphrey, un abogado canadiense y un profesional en derechos humanos, se le encomendó escribir un borrador para una carta de los derechos humanos universales.

El borrador redactado por Humphrey se transformó en la base de lo que actualmente es la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) de 1948.

Los 30 artículos de la Declaración de los Derechos Humanos definieron los derechos y libertades esenciales para los seres humanos que habitan en todas las regiones del planeta.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos fue adoptada por concordancia por los países integrantes de la ONU, con algunas abstenciones, y ocasionó una revolución mundial de los derechos humanos.

Establece estándares para que los gobiernos cuiden a sus ciudadanos de los derechos y los traten con respeto, igualdad y dignidad.

Como bien es sabido, no existe casi ningún país en el mundo donde estos derechos se respeten íntegramente, y en algunos países se vulneran prácticamente todos los derechos humanos.

Esta Declaración se considera inalienable e indivisible, por lo que se podría afirmar que la vulneración o alteración de uno o más derechos es una vulneración de toda la Declaración.

Next Entries La tragedia de Monza